¿Cómo hacer el mantenimiento del hogar?

El mantenimiento del hogar es una tarea fundamental que se debe realizar cada año para la protección y prevención de la vivienda. Es el mejor método empleado para tener la casa en buen estado sin invertir mucho tiempo y dinero. Lo importante es que pongamos en práctica un correcto mantenimiento para proteger los espacios del hogar, además que se aumenta su valor en el mercado. Por eso hay que conocer cuáles son las tareas de mantenimiento a ejecutar.

¿Cómo organizar el mantenimiento del hogar?

Cuando una casa no requiere reparaciones urgentes, se recomienda hacer un presupuesto acorde a los ingresos fijos para las tareas de mantenimiento y futuras reparaciones posibles. También se puede ahorrar para una renovación que se quiera realizar a mediano o largo plazo.

El presupuesto mensual debe incluir tanto el mantenimiento del interior como exterior. Algunos expertos del sector inmobiliario recomiendan ahorrar anualmente entre el 1 al 3% del valor de la vivienda para costear los gastos de mantenimiento y reparación. Así, los gastos de mantenimiento serán menos costosos que si se daña una parte del sistema eléctrico o de tuberías, por ejemplo.

La idea es prevenir cualquier percance, así como detectar problemas en la vivienda. Incluso es una gran opción para planificar los futuros cambios y renovaciones. En caso de que no se utilicen los fondos del mantenimiento, el dinero acumulado sirve para remodelar una estancia en particular.

mantenimiento del hogar

¿Qué incluye el mantenimiento del hogar?

El mantenimiento del hogar se divide en dos partes: del interior y del exterior. En el interior se incluyen los sistemas en general (calefacción, gas, climatización, tuberías y sistema eléctrico), las ventanas, puertas, las paredes y suelos. Por su parte, el mantenimiento del exterior considera las paredes externas o la fachada, el techo y el jardín.

Revisar y limpiar los sistemas en general es importante para evitar problemas en el futuro. Se debe buscar la ayuda de un experto para el mantenimiento del cableado eléctrico, tuberías subterráneas o empotradas, aire acondicionado y otros que solucionen a tiempo cualquier situación.

Luego viene el mantenimiento de las ventanas y puertas. A veces se rompen los vidrios de las ventanas o las persianas se desgastan, por lo que podemos contratar a los persianistas David para mejorar el aislamiento de la vivienda, proveer mayor seguridad y actualizar las tendencias del diseño en ventanas.

La limpieza del techo y los canalones, la revisión de las paredes exteriores y los cimientos, y el mantenimiento del suelo también es algo a lo que se presta mucha atención. Las consecuencias de no hacer este tipo de tareas es el agua estancada, goteras en el techo, humedad, desagües tapados, filtraciones por el suelo y paredes, etc.

Cuanto antes se efectúe el mantenimiento mejor. Por eso es que los servicios de electricidad en Madrid, al igual que los servicios de gas, climatización y tuberías, son adecuados para evitar y solucionar los inconvenientes que se presenten.

Por último, el cuidado preventivo de las paredes externas y el jardín mantiene la fachada limpia, atractiva y elegante. Si evitamos y eliminamos cualquier indicio de problemas en los techos, pisos y paredes, no habrá nada de qué preocuparse.

¿Cada cuánto tiempo se debe hacer este mantenimiento?

El mantenimiento preventivo tiene que hacerse de manera progresiva. Se inicia a partir de los 5 años en viviendas nuevas. Los chequeos periódicos se realizan, mínimo, una vez cada 6 meses para prevenir daños o evitar una reparación más costosa. La verdad es que todas las tareas de mantenimiento representan menores costos que las reparaciones.

¿Por qué hacer el mantenimiento en casa?

La revisión y mantenimiento del hogar convierte en solución un pequeño detalle en cualquier espacio. Recordemos que la importancia de tomar previsiones en la vivienda es sinónimo de sentirnos cómodos, seguros y confortables en el hogar. La calidad de vida mejora considerablemente, y los espacios tendrán mayor rendimiento y duración.

Al seguir un plan de mantenimiento frecuente y reparaciones cuando sea necesario, la vivienda estará siempre en las mejores condiciones, y no se devaluará.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Gizhogar
Logo