Trucos para secar la ropa en interiores sin estropearla y de forma rápida

Aunque lo ideal es secar la ropa al aire libre, esto no siempre es posible. Si no tienes una terraza o unas cuerdas de tender al aire libre, tendrás que ingeniártelas para secar la ropa en interiores. Vamos a ayudarte a hacerlo de la mejor manera posible. Estos consejos te pueden servir tanto si es la primera vez aque te enfrentas a esta necesidad como si ya llevas algún tipo haciéndolo, para que no se estropee tu ropa y consigas tenerla seca lo antes posible.

Cómo secar la ropa en interiores

El primer paso es contar con una secadora. Es imprescindible para quitar la máxima humedad posible, pero según el tejido de las prendas, la cantidad de ropa que hayas metido o incluso la calidad de la secadora es posible que todavía salga un poco humedad. Para estos casos, van los siguientes consejos.

secar ropa en interiores

En primer lugar, tienes que elegir un tendedero plegable que puedas mover con facilidad para que lo coloques en el mejor lugar. Nunca seques la ropa en radiadores o calefactores, ya que esto puede provocar la salida del moho y que se estropeen las prendas. Cuando vayas a tenderla, sacude bien cada prenda e intenta no poner demasiado juntas aquellas que tengan más grado de humedad, intercala para que no se traspasen la humedad de unas a otras. También debes colocar bien las prendas por tamaño. Las más grandes o con más humedad ponlas en la parte delantera, mientras que las más pequeñas, como la ropa interior, o la deportiva, que se suele secar más rápido, las puedes colocar detrás.

Coloca el tendedero frente a una fuente de aire, ya sea un ventilador o una ventana, si le da el sol también se secará más rápido, aunque ten en cuenta que los colores se van estropeando con el sol.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Gizhogar
Logo