Todo lo que debes saber sobre cómo colgar lámparas de techo

La iluminación es algo imprescindible en una vivienda, sobre todo la artificial. Sea por la distribución del hogar o, simplemente, porque la luz del sol no puede estar alumbrando todo el día, tu casa necesita lámparas y, muy probablemente, varias lámparas de techo. Son un elemento que damos por sentado, algo que casi olvidamos sin darnos cuenta, pero del que bien nos acordamos cuando queremos hacer un cambio.

Y es ahí cuando llega la gran pregunta: ¿cómo se cuelga una lámpara de techo? Lo cierto es que no es algo que requiera un profundo conocimiento de bricolaje o construcción. Basta con tener la lámpara, tacos, tornillos, taladro y destornillador. Ahora bien, hay pequeños detalles que sí conviene destacar para evitar problemas. Porque una mala colocación puede hacer que te electrocutes, o que la lámpara se desplome.

¿Cómo colgar una lámpara de techo?

Antes de acudir a cualquier tienda de lámparas para comprar la lámpara de techo que quieres montar, es importante que sepas algunas cosas importantes sobre su montaje. Ten en cuenta que, para empezar, hablamos de una instalación eléctrica y que, por lo tanto, es fundamental extremar la precaución para evitar cualquier accidente no deseado. Además de eso debes pensar, también, que es muy probable que debas realizar alguna perforación en el techo.

Te avisamos de esto porque es habitual ponerse manos a la obra y darse cuenta de que no se cuenta con las herramientas adecuadas para poder hacer los agujeros, o que los cables no estén bien, o un sinfín más de problemas. Es habitual tener errores la primera vez que se cuelga una lámpara de techo, fallos tan aparentemente tontos como intentar hacerlo de noche, cuando no hay luz del sol que permita ver bien sin haber corriente.

Por eso, presta atención antes de empezar a hacer nada. Así, te vas a ahorrar quebraderos de cabeza y lesiones.

colgar lamparas de techo

Analiza tu techo

La superficie y el material con el que vas a tratar es lo primero que debes saber. Si el techo es macizo, una vez hagas los agujeros, necesitarás insertar unos tacos de expansión para que, al atornillar, todo quede bien agarrado y no se deslice. Ten muy en cuenta que la broca debe ser del mismo grosor que los tacos, o incluso un poquito menos, para que estos entren y se agarren bien.

Por otro lado, en caso de que vayas a colocar la lámpara en un techo de hormigón directamente, el taco a emplear debe ser metálico. Es la única forma de garantizar el agarre adecuado en este tipo de material porque, cuando se va haciendo la rosca del tornillo, logra ejercer la suficiente presión en el hormigón como para que no se caiga. Ten en cuenta también que necesitarás una broca específica para poder perforar esta superficie.

Por último tenemos los falsos techos. En este caso se usan tacos de vuelco o de paraguas. Las aletas que tienen se abren cuando el taco está introducido, haciendo de tope y repartiendo mejor el peso de la lámpara. No podemos dejar este apartado sin mencionar que la broca, para estos tacos, debe ser algo más grande.

Comprueba que las conexiones están bien

Vas a tratar con electricidad a la hora de colgar la lámpara. Para iluminar hace falta luz, y para que haya luz hace falta corriente eléctrica, es así de sencillo. El problema es que muchos se olvidan de esto y empiezan a manipular cables sin cortar la distribución eléctrica de la casa, lo que deriva en un choque eléctrico que puede ser de lo más peligroso.

Para evitar esto, lo primero ya lo imaginas: cortar la luz. Una vez se haya hecho eso, debes asegurarte de que los cables de corriente que irán a la lámpara están bien, que el cobre no está desgastado y se ha cortado lo suficiente la cobertura como para que puedan entrar bien en los conectores de la lámpara. Comprobado esto, procede a conectar la corriente con tu lámpara y asegurar los cables. Después ya irá la colocación.

Coloca y monta tus lámparas de techo

Hecho lo anterior, comprueba dónde vas a colocar exactamente tu lámpara de techo, aunque no hay mucho margen una vez los cables están empalmados, y empieza a montar. Ten en cuenta lo que hemos explicado más arriba sobre tipos de tacos y superficies, y procura tener a alguien que te ayude a sujetar la lámpara para terminar de colocarla una vez esté conectada.

No necesitas más porque, ciertamente, esta parte es bastante simple. Hacer agujeros, colocar y atornillar. Hecho todo esto, ya podrás volver a activar la luz en casa y comprobar que, en efecto, todo está en orden en el cuarto donde has hecho la instalación. Si has seguido nuestros consejos, tu trabajo será muy duradero y no tendrás por qué temer a que se caiga la lámpara, o a que falle (siempre y cuando esta esté en buenas condiciones).

1 Comentario
  1. ¡Muy buen post! Este tipo de post son de gran ayuda para aquellas personas que aman la decoración y les encanta cambiar la distribución de los muebles del hogar cada dos por tres. Tener ciertos tips y consejos para colocar tus lámparas en el techo de manera adecuada es ideal.

Deje una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Gizhogar
Logo