Cómo cuidar las toallas para que sobrevivan bonitas más tiempo

Comprar toallas es todo un arte. Que si el tejido, que si el gramaje, que si el color… ¡S.O.S! Y lo peor viene cuando, después de varios lavados, comprobamos que esas toallas que casi acabamos de estrenar ya no lucen como antes. ¿Te sientes identificado? Hoy te contamos cómo puede tu lavadora ayudarte a cuidar las toallas para que estén perfectas durante mucho más tiempo.

Toma nota de estos consejos y no deseches las toallas antes de tiempo: maximiza su vida todo lo que puedas.

Los consejos de oro que te ayudarán a cuidar las toallas como se merecen

Lo primero de todo es que hay algo muy importante que no debes olvidar. La calidad de las toallas que compres va a influir más de lo que piensas en su durabilidad. En este caso no hay que ponerlo duda y aunque no te estamos diciendo que derroches, sí que trates de buscar la mejor relación calidad – precio, ya que una diferencia de apenas 5 o 10 euros en una toalla puede hacer que al segundo lavado ya esté tiesa o que pasen los años y siga (casi) como nueva.

Dicho esto, ten en cuenta que hay que cuidarlas y para ello lo mejor es que te organices para lavarlas un día a la semana. Esta es la mejor frecuencia para cuidar tus toallas.

cuidar las toallas lavado

Y hablando de lavadora, aquí viene el truco definitivo: usa poco detergente, agua fría y un programa adecuado. Combinando estos tres elementos tendrás toallas para rato. Además, si tienes secadora, mejor, porque el calor hace que se mantengan mullidas más tiempo. Si no tienes, no pasa nada, puedes secarlas tendiéndolas, pero debes cuidar que no les dé el sol y que, si es posible, no les pongas pinza para no dejarlas marcadas.

¡Larga vida a tus toallas!

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Gizhogar
Logo