Qué colchón elegir para evitar dolores de espalda, hombros y cuello

El dolor de espalda es una aflicción bastante común hoy en día, y para los que hemos sufrido esta experiencia, sabemos cuán perjudicial puede ser para la salud y el impacto que puede tener sobre el sagrado sueño. Y hablando de esto último, si bien el dolor de espalda puede ser causado por una infinidad de razones, está comprobado científicamente que dormir en el colchón equivocado puede ser una de las causas o, como mínimo, empeorarlo. Por lo tanto, si te duele el hombro al dormir (o la espalda en general) es menester saber qué colchón elegir para así mitigar tus dolencias y reclamar tu merecido descanso. 

Con eso dicho, para encontrar el colchón ideal para ti es necesario considerar varios factores, empezando por el nivel de firmeza, la posición para dormir y el tipo y los materiales del colchón. También es crucial saber cómo la cama en cuestión apoya la alineación de la columna y promueve el alivio de la presión.  

¿Qué aspectos debemos tomar en cuenta? 

Pues, primero que nada, lastimosamente no hay una respuesta universal a la hora de elegir un colchón, pero eso era de esperarse, lo que si podemos decirte, es que hay varios elementos a considerar, eso por no mencionar las preferencias del usuario, las cuales ultimadamente dictaminarán la decisión de compra. 

En este sentido, la firmeza es un elemento muy importante, aunque dista de ser el único. Entrando en detalles, los múltiples estudios en la materia han revelado que la firmeza media suele brindar el mayor alivio, pero no siempre es el caso; a veces se recomienda elegir un colchón con firmeza alta, pero con acolchados suaves. 

Colchón para el dolor de espalda

El soporte es otro aspecto crucial, la recomendación general es utilizar bases tapizadas, dado que brindan mayor firmeza, así como también un correcto reparto del peso corporal. De igual manera, los somieres de láminas son flexibles y pueden ser una buena opción. 

El tipo de colchón y materiales son variables igual de importantes que las anteriores. Algunos están hechos de muchos materiales naturales, mientras que otros se componen de materiales sintéticos, pero algunos materiales son mejores que otros cuando se trata de proporcionar el soporte adicional necesario para aliviar el dolor de espalda, hombros o cuello. 

Qué aspectos debemos tomar en cuenta en un colchón

Por último, podemos mencionar el grosor del relleno como un elemento a considerar. La profundidad de los colchones suele encontrarse en un rango de las 7 a las 18 pulgadas (17,8 a 45,7 cm). Sin embargo, la elección debe hacerse en base a las preferencias individuales, y lo mismo aplica para el número de resortes y el tipo de cubierta. 

Qué colchón elegir para el dolor de espalda 

Los mejores colchones para tratar el dolor de espalda son aquellos compuestos por espumación HR o espumaciones técnicas de calidad, entre ellos los de núcleo Airvex de marcas como Pikolin, Flex o Bultex. 

Colchón con espumación HR

Los colchones con viscoelástico también son recomendables para mitigar dolores de espalda y cuello, dado que se adaptan a la forma del cuerpo del usuario sin hundirse, eso por no mencionar que recuperan su forma original una vez que el usuario se levanta. 

Los colchones de aire no ofrecen el tipo de contorno que tiene la espuma viscoelástica o el látex. No obstante, hay camas con componentes de aire que se pueden ajustar mecánicamente para obtener más o menos relleno y firmeza. La capacidad de personalizar su cama puede ser una gran ventaja cuando se trata de lograr un buen apoyo para aliviar el dolor lumbar.  

Asimismo, los colchones híbridos también son ideales para tratar esta clase de dolores. Estos se componen de múltiples capas de espuma o látex y tienen un resorte o base de aire con una espuma viscoelástica de felpa. 

Colchón híbrido

Colchón híbrido

Y ya que hablamos de aliviar el dolor lumbar, bien podríamos mencionar que existen colchones específicamente diseñados para tratar el dolor cervical, es decir, en la zona alta de la espalda. Aquellos colchones diseñados para este propósito cuentan con mayor apoyo o refuerzo en la parte superior del mismo. 

De igual manera, el dolor dorsal puede ser igual de excruciante, así que no es extraño que existan modelos diseñados para mantener una alineación perfecta de la espalda y dar un buen apoyo en la zona dorsal. 

Con todo esto dicho, es importante tener en consideración que saber qué colchón elegir es solo una pieza del rompecabezas para sanar un dolo de espalda, aunque una muy importante, eso sí. 

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Gizhogar
Logo