¿Qué son las hidrolimpiadoras y cómo pueden ayudar en el hogar?

Seguramente, alguna vez te habrás preguntado cómo funcionan y para qué sirven en realidad las hidrolimpiadoras. De hecho, es probable que hayas visto este tipo de maquinas y ni siquiera hayas sabido su nombre, al no ser unos electrodomésticos de limpieza a los que se les dé tanta publicidad como, por ejemplo, a los aspiradores o robots aspiradores.

Sin embargo, hoy te ayudaremos a conocer qué son, cómo funcionan y te explicaremos qué ventajas supone tener una de estas en casa, llevando a cabo una comparativa de hidrolimpiadoras, que como verás más adelante, no son pocas.

hidrolimpiadoras

¿Qué son las hidrolimpiadoras?

Existen tantos tipos de maquinas para limpiar como tipos de suciedad. Todos hemos sufrido lo que es tener que lidiar con la suciedad en seco (polvo, tierra, etcétera), la suciedad húmeda cuando se ha desparramado algún líquido y la suciedad que se adhiere e incluso penetra en las superficies, como la grasa y otras sustancias. No obstante, un aspirador, por muy potente que sea, puede encargarse del primer tipo, pero no de los otros dos.

Por lo tanto, ¿qué ocurre con aquellas manchas que se quedan en las tapicerías del sofá, del coche, incluso del colchón? Aquí entran en juego las hidrolimpiadoras como la karcher k2 que hemos mencionado al comienzo.

hidrolimpiadoras

Teniendo en cuenta, antes que nada, que existen diferentes modelos de hidrolimpiadoras, hay que saber que su uso dependerá de la presión y el caudal del agua, pues no debe ejercerse las mismas para limpiar la tapicería de un coche que para limpiar la fachada de tu casa; esto es muy importante.

Así pues, las hidrolimpiadoras son máquinas de limpieza que, como su propio nombre indica, utilizan un chorro de agua a presión para lograr diferentes efectos, desde penetrar en los tejidos para levantar la suciedad, hasta desincrustar la suciedad de las paredes, la pintura, desatascar…

hidrolimpiadoras

Están compuestas por un depósito de agua y traen consigo una bomba, además de disponer de una pistola y una lanza para dirigir el agua a presión, un regulador de detergente y, dependiendo de los modelos, ruedas para poder desplazarlas de manera cómoda y fácil. Además, también tenemos que tener en cuenta que sus materiales de fabricación varían, puesto que mientras las hidrolimpiadoras domésticas son de plástico, los componentes de las semiprofesionales y profesionales son de metal o cerámica. Por ello, dependiendo del uso que quieras darle, tendrás que elegir entre unos modelos y otros.

Además de estos aspectos, hay que señalar que las hidrolimpiadoras domésticas y semiprofesionales, en su mayoría, trabajan con agua fría, pero hay modelos que permiten la entrada de agua caliente, que tiene mayor poder desengrasante. Aunque los expertos afirman que para no deteriorar el motor o la bomba de la maquina es mejor el uso de agua fría con algún producto desengrasante.

hidrolimpiadoras

Hidrolimpiadora profesional de agua caliente

¿Cómo uso las hidrolimpiadoras? ¿Para qué sirven?

Una vez que ya sabemos lo que son las hidrolimpiadoras, vamos a ver casos prácticos en los que podemos utilizarlas, sobre todo, en el hogar. Como ya hemos mencionado, hay que tener en cuenta el caudal y la presión del agua. En este aspecto, debemos saber con claridad qué uso vamos a darle a nuestra hidrolimpiadora en base a nuestras necesidades. Por ejemplo, no es lo mismo necesitar una para limpiar el coche, la moto o las tapicerías que si la queremos para limpiar el jardín, la piscina o la fachada de nuestra casa.

En el primer caso, con una hidrolimpiadora doméstica nos sería más que suficiente, es decir, con menos de 1800 W de potencia. Sin embargo, para el segundo caso, necesitaremos una hidrolimpiadora que, como mínimo, cuente con esa potencia, ya que no es lo mismo una limpieza doméstica que una intensiva.

hidrolimpiadoras

Hidrolimpiadora semiprofesional

Dicho esto, las hidrolimpiadoras pueden usarse para muchas tareas. Algunas de ellas se corresponden con:

  • Limpieza del coche: gracias a la ayuda de unos cepillos especiales para no dañar la carrocería, podemos hacer una limpieza de nuestro vehículo similar a la que haríamos en un autolavado.
  • Limpieza de persianas: el uso de una hidrolimpiadora facilita en gran medida la limpieza de este tipo de objetos en los que la suciedad se ha quedado incrustada.
  • Desatascar: siempre las tuberías del jardín y no las del hogar por la presión de las hidrolimpiadoras.
  • Eliminar manchas, pintura, carteles, etcétera de una fachada: gracias a la presión, este tipo de suciedad puede eliminarse con más o menos dificultad. Eso sí, como ya te hemos señalado, tendremos que hacer uso de una hidrolimpiadora semiprofesional o profesional.
  • Limpiar el suelo o la piscina: al igual que en el anterior caso, seleccionando la hidrolimpiadora adecuada, nos facilitará mucho la tarea de mantener limpias las superficies más difíciles.
  • Limpiar tapicerías: gracias al agua a presión, el detergente puede penetrar en los tejidos a la vez que el líquido levanta la suciedad y la saca. Muy útiles para sofás, la tapicería del coche e, incluso, colchones que, seguro, en hogares con mascotas y niños pequeños han sufrido más de un accidente.
hidrolimpiadoras

Hidrolimpiadora doméstica

Con toda esta información, queda claro que las hidrolimpiadoras son máquinas de gran ayuda, así que, si te decides por mirar alguna, recuerda elegir el modelo en base a tus necesidades y lo tus requerimientos reales de limpieza.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta

      Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

      Gizhogar