¿Cómo se puede ahorrar en la climatización del hogar?

Estar a gusto en nuestra propia casa es esencial para gozar de una paz mental que nos permita tener una vida feliz. Conseguir no pasar frío en invierno, ni calor en verano, siempre ha sido uno de nuestros objetivos. Hemos invertido en estufas y aires acondicionados, pero existen determinados factores que pueden hacer inútiles a estos aparatos. La tecnología puede ayudarnos a ahorrar tiempo y dinero, como el ahorro de tiempo las tareas del hogar. Hoy vas a descubrir cómo ahorrar en la climatización de tu hogar, sin desperdiciar ni un grado que nos haga disfrutar de nuestro tiempo en casa.

La importancia de ahorrar en la climatización del hogar

Es importante saber que, según los expertos, el 47% del gasto del hogar va destinado a la climatización del mismo. Una cifra abrumadora si tenemos en cuenta la cantidad de dinero que se puede gastar a lo largo del año en cualquier casa. Pero es un porcentaje que tiene mucho sentido, si tenemos en cuenta la premisa con la que hemos iniciado este artículo; todos queremos estar a gusto en nuestro propio hogar.

No solo requiere un gasto energético fijo, sino que, además, cada pocos años hacemos nuevas inversiones en aparatos destinados a conseguir la temperatura idónea en la estancia. Ventiladores, aires acondicionados, estufas o bombas de aire son algunos ejemplos, pero poco a poco van saliendo nuevas tecnologías con mejores prestaciones.

Teniendo en cuenta esto, preservar las temperaturas conseguidas es esencial. La tecnología puede ayudar en esta tarea, y de nuevo vuelve a demostrar que su función dentro del hogar es cada día más importante. La diferencia en la factura será notable, sobre todo es las estaciones extremas, a las cuales vamos a prestar especial atención. En invierno y verano, todas las máquinas alcanzan su máximo gasto, y mucho más si vivimos en lugares con una alta amplitud térmica entre ambas estaciones.

Cómo climatizar en invierno

A nadie le gusta pasar frío, y mucho menos si nos encontramos en nuestro hogar. Esta sensación es insostenible y a la larga, siempre acabamos haciendo inversiones para conseguir una temperatura cálida. Ya sean sistemas de calefacción, estufas eléctricas o de leña, o aires acondicionados con bomba de aire, es necesario tener en cuenta que, si no contamos con sistemas de preservación de temperatura, el gasto será muy elevado.

Ahorrar en la climatización

Los termostatos son la forma más útil de controlar la temperatura de los sistemas de calefacción y sirven para ahorrar mucho dinero

Lo primero a tener en cuenta es que alcanzar una sensación térmica en invierno es complejo. Depende de muchos factores, porque si tenemos una casa especialmente grande, el gasto de energía será muy elevada. También importan nuestros hábitos diarios, como los de ir con ropa poco abrigada por casa, ya que esto conllevará una mayor graduación en la casa para estar a gusto. Lo conveniente es no superar los 21ºC si queremos ahorrar en la climatización. Para mantener esta temperatura existen varias opciones, como comprar aparatos de climatización termostatos incorporados. En el caso de no tenerlos es conveniente que incorpores uno externo, muy comunes en radiadores calefactores, aunque también existen termómetros de hogar que cumplen esta función.

Es importante tener en cuenta estos factores, pero otros muchos aspectos que afectan directamente a la temperatura del hogar. No tengas las ventanas abiertas si no es necesario, es más, si tienes la posibilidad de instalar una doble cristalera, ayudará mucho en el mantenimiento de la temperatura, y el ahorro energético. No tengas aparatos de calefacción encendidos en estancias de la casa donde no estés habitualmente, y cierra las puertas de esas habitaciones. Cuando no estés en casa, no tengas las máquinas encendidas; es entendible querer llegar a una casa caliente, pero para eso existen temporizadores programables que pueden activarlos.

Cómo climatizar en verano

El objetivo que tenemos al climatizar en verano a través de aparatos tecnológicos es conseguir una temperatura fresca, sin llegar a pasar frío. No olvidemos que los cambios bruscos de temperatura pueden ser perjudiciales para la salud y no debemos permanecer mucho tiempo en estancias excesivamente frías. La temperatura idónea y recomendada es la que ronde los 25ºC. Mantener esta cifra no es una tarea complicada, ya que como hemos comentado anteriormente, muchos aparatos cuentan ya con un termostato incorporado. Este apaga y enciende el aparato cuando se sobrepasan o se bajan las temperaturas, ahorrando así mucha energía. Pero no todos los aparatos cuentan con esta tecnología, por lo que de nuevo recomendamos tener un termómetro para el hogar de última generación.

Ahorrar en la climatización

Los sistemas de climatización sirven para conseguir una buena sensación térmica en verano

Hay más consejos a seguir que son igualmente importantes y sirven de apoyo a las máquinas de climatización. Por ejemplo, airear las estancias siempre que sea posible y en franjas horarias convenientes. Tampoco dejar que el sol entre directamente en la casa a través de las ventanas, cierra persianas o baja toldos para evitarlo. Y, sobre todo, si lo que de verdad queremos es ahorrar energía, y por lo tanto, dinero, no podemos dejar los aparatos de refrigeración ambiental encendidos cuando no sean necesarios. Si no estamos en casa, o en la habitación donde se encuentran, es mejor apagarlos y abrir un poco las ventanas si no da el sol directamente. Como vemos, actuamos al contrario que en invierno, pero esto se debe a que la sensación térmica idónea se alcanza mucho más rápido con los sistemas de climatización veraniegos.

Conclusiones sobre ahorrar en la climatización

Ahorrar en la climatización el hogar es clave, y ha quedado más claro después de ver el gran gasto económico que realizamos en este aspecto. Es importante prestar atención y conocer bien las posibilidades que ofrece cada casa, ya que no todas son iguales. Tampoco lo es el territorio en el que vivimos cada uno, dado que no se climatiza igual una casa de campo, que un piso en la ciudad. Pero de forma general, todo hogar puede realizar un gasto energético y económico moderado, con una tecnología apoyada por unos buenos hábitos.

Otro tipo de pasos a seguir, para climatizar de manera óptima tu hogar son, por ejemplo; el emplazamiento de los aparatos de climatización, ya que dependiendo de cada hogar deberá estar en un lugar u otro. También la limpieza, ya que está demostrado que los aparatos de climatización cumplen peor su función con suciedad. Si tienes en cuenta todos estos factores, no te quepa duda de que conseguirás ahorra en la climatización del hogar.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta

      Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

      Gizhogar