Cómo limpiar el robot aspirador de manera correcta

Ya hemos hablado en otra ocasión sobre las ventajas que tenemos al utilizar el robot aspirador en nuestros hogares, porque nos ahorra mucho tiempo a la hora de realizar las tareas de limpieza. Sin embargo, vemos necesario traeros desde GizHogar los mejores consejos para limpiar el robot aspirador de manera correcta, ya que así podremos alargar su vida y disfrutaremos mucho más de sus resultados.

Una manera sencilla de limpiar el robot aspirador

Depósito, filtro y extractores

El primer paso es vaciar el depósito cada vez que lo utilicemos, una vez que realice su programa. Recomendamos que se realice esta operación cada vez que lo usemos y no solo cuando se encienda el piloto de que el depósito está lleno, ya que de esta manera mejoraremos el funcionamiento del electrodoméstico.

limpiar el robot aspirador

Primero tenemos que vaciar el depósito, algo que deberíamos hacer cada vez que lo usemos

El segundo paso es eliminar cualquier residuo o suciedad que pueda estar dentro del filtro, ya que en muchas ocasiones se puede obstruir y esto hace que el robot no limpie del todo bien. En la mayoría de los casos, el filtro está puesto a presión y es fácil de quitar, aunque tendrás que usar tu fuerza para hacerlo. Cuando lo hayamos limpiado, volvemos a encajarlo en su sitio y seguimos con la limpieza.

En el siguiente paso, limpiaremos los extractores, ya que suelen acumular suciedad en los extremos. Debemos quitar todos los residuos que veamos y también limpiar la zona donde están colocados con un cepillo o trapo antes de ponerlo de nuevo. Lo habitual es que nuestro robot tenga dos extractores de caucho debajo de una tapa que debemos encajar bien y cuyos iconos nos ayudarán a poner de manera correcta en sus clavijas.

Exterior, ruedas y cepillo

Después, realizaremos la limpieza de la parte exterior con un trapo o esponja humedecidos en agua con jabón para dejar perfecta la zona de los sensores y que no haya ningún problema de funcionamiento.

limpiar el robot aspirador

El cepillo y las ruedas se limpian fácilmente

Solo nos queda limpiar las ruedas giratorias y el cepillo lateral. Las ruedas normalmente van encajadas a presión, así que tenemos que sacarlas y enjuagarlas con agua y jabón para limpiar todos los residuos que puedan contener. Las secaremos con papel absorbente y las volveremos a colocar, comprobando que pueden girar perfectamente.

En cuanto al cepillo lateral, recomendamos limpiarlo semanalmente para que realice su trabajo de manera óptima. Lo único que tenemos que hacer es retirarlo, quitar todas las pelusas y suciedad que pueda tener y volver a colocarlo en su sitio.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta

      Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Más información

      ACEPTAR
      Aviso de cookies
      Gizhogar