¿Merece la pena comprar una freidora de aire? Te lo contamos

Descubrir nuevas aficiones en este momento es algo muy importante. La cocina es el lugar perfecto para ello y cada día son más las personas que se animan a preparar cosas nuevas. En Gizhogar ya hemos hablado de artículos de cocina bastante interesantes, como el Kenwood kMix KMX750RD. Pero hoy nos centraremos en la freidora de aire, un artículo de cocina muy novedoso que se está poniendo muy de moda. Pero ¿verdaderamente funciona?

Continúa leyendo para conocer como funcionan las freidoras de aire, cuáles son los aspectos a favor y en contra de este tipo de aparatos. Además, descubriremos su rentabilidad en relación a su utilidad y precio, y analizaremos los mejores modelos que se pueden encontrar en el mercado.

¿Cómo funcionan?

Consiste en un flujo constante de aire caliente que va cocinando los alimentos poco a poco. La temperatura y los tiempos son regulables y permite adaptar su uso atendiendo a las necesidades de cada cocinado. Para congelados no es necesario el uso de aceite y para productos frescos bastará con una pequeña cucharada, lo que hará que tus platos sean mucho más ligeros.

Razones para adquirir una freidora de aire

Freír sin aceite y convertir tus rebozados en platos más ligeros parece un sueño hecho realidad. Este es el punto más fuerte de este producto y por lo que está adquiriendo tanta fama. El cambio de la sociedad hasta una vida sana está afectando de lleno a la cocina y la aparición de este tipo de productos no es de extrañar. Las frituras están muy condenadas dentro de este estilo de vida saludable, pero son comidas muy apetecibles. Las freidoras de aire dan solución a este problema ya que consiguen un resultado «parecido».

Otros aspecto a su favor es el precio, que ha pegado un verdadero bajón. La mayoría de freidoras de aire están entre los 70 y los 150 euros, un precio que a pesar de no ser una ganga, tampoco es realmente abusivo. Deberás conocer la rentabilidad que vas a sacar de este aparato y así saber si es rentable realizar esta inversión. Se ha advertido una bajada en los precios que rondaban los 200 euros a inicios de su comercialización en la década pasada.

Razones para no adquirir una freidora de aire

El primer gran problema al que se enfrenta este producto es la mala fama que ha adquirido respecto a la dichosa enfermedad del cáncer. La Organización Mundial de la Salud advirtió del problema que tenían las freidoras de aire en la creación de acrimaladas. Sin entrar en aspectos médicos y concretando lo más posible, estas son sustancias que se producen a la hora de freír alimentos y está demostrado que son dañinos para la salud. No hay que echarse las manos a la cabeza, ya que las acrimaladas también aparecen en freidoras convencionales, aunque en este caso, en menor medida.

Hay varias recomendaciones para evitar la creación de esta sustancia como evitar temperaturas muy altas en la cocción, no cocinar demasiado la comida e intentar freír piezas grandes. De nuevo incidir en que no se debe sucumbir al miedo de una palabra tan grande como es el cáncer. Simplemente es un poco más peligrosa en este aspecto que las freidoras convencionales, por lo que deberemos estar mucho más atentos a su limpieza y a su uso.

Otro aspecto en contra es la opinión de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). Esta afirmó, ya por el año 2011, cuando este tipo de productos se comenzaron a comercializar, que los resultados no eran del todo buenos. En cuanto a la calidad de los platos, distaban mucho de los que se podían realizar con freidoras convencionales. El tiempo de cocinado también era bastante superior. Y finalmente resaltaban el problema del ruido que producen debido al sistema de ventilación.

Recomendaciones de modelos en el mercado

VPCOK Freidora sin Aceite

La VPCOK es una de estas freidoras de aire, su bajo precio, de 80 euros, en relación a la calidad de sus prestaciones hacen de este modelo uno de los modelos más demandados del mercado. Con 3,6 litros de capacidad y seis funciones de cocinado, este aparato se presenta como una de las mejores opciones que hemos podido encontrar.

Innsky Freidora sin Aceite

La freidora de aire Innsky es otro de los modelos con mayor popularidad. El precio es similar al anterior, rondando también los 80 euros, pero con una capacidad superior, de 5,5 litros. Además, el número de funciones también es mayor, en este caso ocho, por lo que puede ser una opción algo mas rentable.

COSORI Freidora sin Aceite

Finalmente, el último modelo que vamos a presentar es la freidora de aire COSORI. Esta opción es algo más cara, con un precio de salida que se acerca a los 150 euros, aunque se puede encontrar rebajada en páginas como Amazón. La capacidad es la misma que la anterior, 5,5 litros, pero las funciones de cocinado se elevan a once, además de 100 recetas en PDF. También tiene la opción de mantener caliente las comidas, algo que la hace un modelo bastante interesante.

Conclusiones

A la pregunta de si comprar una freidora de aire merece la pena o no, nuestra respuesta es que las contras pesan más que los pros. Las advertencias de la OMS y las opiniones de la OCU son bastante negativas, y a pesar de la bajada de precios del producto, sus prestaciones tampoco crean una necesidad de adquisición muy grande.

Pero si lo que buscas es realizar comidas más ligeras, vas a llevar una buena rutina de limpieza y no te importa hacer una inversión económica, tampoco es una opción pésima. Las freidoras de aire aún tienen muchos aspectos que perfeccionar, pero poco a poco van saliendo modelos con mejores resultados. Esperamos que este artículo te haya servido de ayuda y seas capaz de sacar el mayor partido a tus conocimientos culinarios.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta

      Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Más información

      ACEPTAR
      Aviso de cookies
      Gizhogar