Escaleras de madera y de metal como estanterías

Las escaleras son útiles que sirven para ayudarnos a alcanzar objetos que nos superan en altura pero no solo sirven para eso, sino que también pueden resultarnos de gran ayuda como elemento decorativo e innovador si sabemos cómo sacarles todo el partido de manera muy práctica y sencilla, al mismo tiempo que armonizan con nuestra decoración. Las posibilidades que ofrecen son enormes y solo es cuestión de imaginación y creatividad, así que sigue estas sencillas ideas que te ayudarán a aportar originalidad a tu hogar convirtiendo escaleras en estanterías.

Escaleras de madera y de metal como estanterías de tu hogar

Hay veces que no hace falta que las escaleras se utilicen de manera completa, porque también podemos usar solo parte de ellas. Además, podemos dejarlas tal cual estén para que proporcionen este toque rústico a la decoración o podemos pintarlas y barnizarlas a nuestro gusto con los colores que deseemos y que veamos que pueden armonizar con nuestras estancias.

estanterías

Tu nueva estantería puede aportar un toque rústico o más moderno

Lo único que necesitas es quitar bien el polvo de una escalera de diseño en tijera y que tenga baldas que ya no uses o que está olvidada en el trastero. Después, te recomendamos que asegures los estantes para que no se muevan con cola fuerte o pegamento, aunque siempre es mejor que los atornilles para asegurarte que no se van a caer.

Si cuando has terminado de limpiarla y de asegurar las baldas decides que está lista y ya sabes lo que quieres colocar encima, perfecto. Sin embargo, si quieres pintarla, te recomendamos que la lijes antes de hacerlo si la escalera es de madera porque absorberá mejor todos los colores y el barniz. Si se trata de una escalera de metal, imprímela y después ya puedes pintarla. Si la escalera metalizada ya estaba pintada y se ha descascarillado, lo mejor es lijarla, aplicar la imprimación y pintar.

Acabados sin reglas y con mucha imaginación

estanterías

No existen reglas que nos digan cómo deben quedar, las utilizaremos a nuestro gusto

Esta es la gran ventaja de preparar y decorar tú mismo tus propios muebles, ya que no existen reglas que dicten cómo tienen que quedar, simplemente dependerá del lugar en el que quieras colocar tu nueva estantería. Además, no solo puede funcionar como estantería, sino que podemos utilizar nuestra escalera como librería, macetero, zapatero, ropero e incluso se puede utilizar como estante en las tiendas para mostrar todos los productos que queramos en un escaparate o dentro de la estancia.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta

      Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Más información

      ACEPTAR
      Aviso de cookies