Tenemos la casa llena de micrófonos espías y no lo sabemos

Todos tenemos la sospecha de que Internet nos espía a través de los micrófonos que nos rodean. En muchas ocasiones, hablamos a través de una red social con unos amigos sobre un producto, un viaje o un destino y luego al navegar por Internet, recibimos grandes cantidades de publicidad sobre ese producto o destino. Situaciones como éstas nos llevan a pensar que no estamos tan seguros en Internet como creemos. Que nuestra privacidad cada día es más escasa y que nos espían.

Pero y, ¿si os decimos que no sólo nos espían en Internet? Sin ir más lejos, el otro día estaba hablando con unos compañeros de comprarme un nuevo portátil. Diréis, ¿esto qué tiene que ver aquí? Pues bien, tiene mucho que ver. Mientras comentaba con mis compañeros algunas marcas de portátiles entre los que se encontraba mi elección, el teléfono móvil estaba bloqueado encima de la mesa. Pues bien, al entrar en Google desde mi teléfono momentos más tarde, la publicidad que nos encontrábamos al navegar era sobre las marcas que habíamos comentado. ¿Cómo es esto posible? Pues porque aunque no lo pensemos, los micrófonos de nuestros dispositivos nos siguen más de cerca de lo que creemos.

Micrófonos espía

No solo nos espían en Internet

Esto me pasó a mi el otro día, pero quizás os sintáis reflejados, seguro que a vosotros también os ha sucedido algo parecido. Si queréis saber cómo nos espían los micrófonos y qué micrófonos tenemos en casa que nos pueden llegar a espiar, quedaros a leer este artículo.

El micrófono del smartphone

Quizá el mejor espía que hay en la actualidad sea nuestro smartphone. Muchos lo obviamos, pensamos que cómo no lo usamos mucho estamos a salvo. Pero nada más lejos de la realidad. Vivimos conectados al smartphone, siempre va con nosotros, por tanto es el mejor espía que hay. Además siempre está camuflado. No caemos en la cuenta de que escucha todo lo que decimos, le hablemos o no directamente a él. Pero, ¿cómo llega ese poder de espionaje a nuestro smartphone?

Micrófono smartphone

El micrófono del smartphone también nos espía.

Es muy sencillo, podemos comprobarlo por nosotros mismos. Está en todas las aplicaciones. Basta con que probéis a descargaros una aplicación cualquiera, aunque la base de su funcionamiento no sea el micrófono. Por ejemplo, la aplicación de linterna. Esa no necesitará para nada acceder a nuestro micrófono. Probad, dirigiros a Play Store e intentad descargarla. ¿Qué sucede? Nos aparece una política de privacidad, o en el mejor de los casos, unos permisos que debemos habilitar para poder ejecutarla. Entre esos permisos suele aparecer el de que la aplicación necesita acceso a nuestro micrófono. Pero,¿para qué quiere acceder la linterna a nuestro micrófono? Muy sencillo, seguramente esa aplicación necesite saber lo que nos gusta para vivir de la publicidad y eso lo consigue espiando nuestras conversaciones a través del micrófono.

Micrófono aplicaciones

Son muchas las aplicaciones que acceden a nuestro micrófono

Hemos puesto de ejemplo la aplicación de la linterna, porque es una remota que no necesita acceder al micrófono para funcionamiento. Pero existen muchas más que funcionarían perfectamente sin ese acceso y sin embargo lo exigen. Juegos, aplicaciones de lectura, de consulta del tiempo… miles y miles de aplicaciones cuyo objetivo es muy distinto al nuestro. Nosotros buscamos la diversión, ellas nuestra intimidad.

Dispositivos que no sabíamos que nos espían

Más o menos, todos sabemos las andanzas de espionaje que nuestro smartphone lleva a cabo. Lo que seguramente no habíamos pensado es que hay otros muchos dispositivos que también nos espían.

Los ordenadores, micrófonos aparentemente desconectados

Uno de los dispositivos rutinarios que nos espía mediante el micrófono es nuestro ordenador, sobre todo si es portátil. Podemos pensar que es imposible que nos espíe porque no conectamos el micrófono o porque restringimos el acceso a él. Seguramente, si nuestro ordenador es antiguo, sea muy difícil que el micrófono nos espíe, en cambio, si es más moderno la cosa cambia. Los hackers no tienen límites y para ellos sería muy sencillo convertir un altavoz en micrófono de escucha. Por eso, no debemos caer en obviedades y pensar que al no tener o usar el micrófono estamos libres de amenazas. Además, el hecho de no conectarlo de forma continua tampoco nos salva. ¿Cuántas veces no usamos el Whatsapp web y mandamos un audio desde el PC? o ¿Cuántas veces no le decimos al asistente virtual Cortana o Siri que nos busque algo? En esos instantes ya estamos abriendo el micrófono de nuestro ordenador al espionaje.

Micrófonos ordenador

Los ordenadores también nos espían

El asistente virtual, el amigo más chivato

La llegada del hogar conectado a nuestras vidas nos ha permitidos relajarnos y confiar nuestras tareas al asistente virtual en casa. Confiamos plenamente en él. En estos dispositivos recae nuestra comodidad, pero también nuestra seguridad. Por eso hoy, dudamos de si de verdad debemos confiar en ellos o se trata de otro dispositivo más que también nos espía. Es muy probable que nos espíe, pues su funcionamiento da pie a ello. Funciona por comandos de voz. Nosotros le damos una orden a nuestro asistente y él la ejecuta. Por tanto, necesita de un micrófono que nos escuche. Es muy probable que esta sea la primera vía de espionaje de los asistentes virtuales.

Micrófono asistente virtual

Los micrófonos de nuestro asistente virtual nos espían.

El asistente virtual, nos ayuda en casa, cierra puertas, prepara el horno, calienta agua…Pero también nos ayuda a hacer la compra, elegir marcas…¿qué productos o marcas nos ofrecen los asistentes virtuales? Estos dispositivos conocen nuestros gustos y los almacenan para futuras sugerencias. Pero de primeras nos ofrecen las marcas que están asociadas al dispositivo. Por tanto, es muy probable que nos espíen, sepan lo que nos gusta y lo usen en su favor, para posicionarse como sugerencia en ese altavoz.

No estamos tan seguro como creíamos

Tenemos claro que en Internet nada es privado y que cada vez son más ojos los que siguen nuestros movimientos. Pero tras este artículo nos hemos dado cuenta de que no solo nos espían por los ojos. Los micrófonos de los dispositivos que nos rodean cada vez escuchan mejor nuestras intenciones y las decodifican para su beneficio propio. Si siguen perfeccionando tanto su técnica de espionaje quizá un día sean capaces de escuchar nuestros pensamientos, o incluso de saber antes de nosotros mismos cuales son nuestras intenciones o preferencias.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta

      Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Más información

      ACEPTAR
      Aviso de cookies