Nuevas tecnologías en los aspiradores: ¿cómo han evolucionado?

Mantener el hogar limpio debería ser una obligación para todos, pero son muy pocas las personas que disfrutan con esta tarea. Por este motivo, con el paso de las décadas, han ido apareciendo aparatos destinados a facilitarnos la vida y ayudarnos a limpiar. Uno de ellos es el aspirador, que fue creado a comienzos del siglo XX y conquistó la gran mayoría de hogares del mundo por su gran utilidad. Pero esta máquina ha ido evolucionando mucho hasta nuestros días, y hoy, haremos un repaso a su historia. Este artículo se centrará en las nuevas tecnologías en los aspiradores y la utilidad que tiene cada una de ellas.

Nuevas tecnologías en los aspiradores: los más clásicos

La máxima diferencia que existe entre los aspiradores modernos, y lo que utilizan sistemas más clásicos, es el cableado. Depender de un cable puede ser una molestia, pero asegura una corriente energética continua, no depende de recargas constantes, y, por lo general, son mucho más potentes. Dentro de este sistema de aspiración con cable, hay dos tipos de aparatos que han hecho las delicias de muchos hogares; los aspiradores de trineo, y los aspiradores verticales.

Aspiradores de trineo

Este tipo de aspirador es el más tradicional y clásico. desde la creación de este dispositivo de limpieza, el sistema de trineo fue la tónica en la mayoría de los modelos. Este se debía, principalmente, a la tecnología tan primitiva que existía en el siglo XX, con piezas muy grandes y alejadas de la domótica actual. Además, la potencia y capacidad de almacenamiento siempre han sido un plus en este tipo de aspiradoras con arrastre de tambor. Al principio tenían bolsa, pero los más actuales cuentan con un sistema que evita tener que estar reponiendo el depósito constantemente.

Nuevas tecnologías en los aspiradores

Los aspiradores trineo son el modelo más antiguo, tiene ciertas limitaciones, pero también algunas ventajas

Entre sus inconvenientes, a parte del ya comentado cable, está el coste físico que conlleva el uso de este tipo de aspiradores. Ahora son más ligeros y eficientes, pero antaño, pesaban demasiado y su movilidad excesivamente limitada. No obstante, hay razones por las que se siguen usando este tipo de modelos; han mejorado mucho en materia de ahorro de esfuerzo y tiempo, y como añadidos, la gran mayoría cuentan con sistemas silenciosos y limpieza a vapor.

Aspiradores verticales

Los aspiradores verticales fueron la evolución natural tras la comercialización de los de tipo trineo. Tras muchas décadas arrastrando un tambor de almacenamiento, la gente se cansó de tener que realizar tanto esfuerzo físico a la hora de limpiar. Para solucionar este problema, la idea fue poner dicho tambor en la parte frontal del aspirador, haciendo así una máquina vertical. En cuanto al factor físico es un gran avance, pero tiene algunas limitaciones que siguen echando para atrás a los compradores. En primer lugar, es que la capacidad, por lo general, es menor. Esto obliga a tener que cambiar la bolsa o limpiar el sistema de almacenamiento más a menudo. También existe el problema de usar la misma tecnología, con cableado y sin cancelación de ruidos.

Aunque debemos destacar, que, en los últimos años, este tipo de aparatos han tenido un gran avance. Poco a poco se han ido introduciendo nuevas innovaciones que han mejorado todos los problemas que presentaban. Sistemas silenciosos, más capacidad de almacenamiento, y cabezales giratorios para evitar la aparatosidad de este tipo de aspiradores más clásicos. Con todos estos avances, no hay que tener recelo de comprar uno de estos dispositivos. No dependen de recargas, y son muy potentes; características propias que le dan mucho valor.

Nuevas tecnologías en los aspiradores: los más modernos

Si hemos clasificado a los modelos más clásicos por el uso de cable, ahora vamos a hablar de los aparatos más modernos, basados en la aspiración sin cable. Con esto se consigue una mayor movilidad, además permite crear dispositivos con muchas más posibilidades. Requieren de una recarga, que, aunque al principio era un inconveniente, actualmente es mucho más sencillo con las baterías de carga rápida. Las nuevas tecnologías en aspiradores han sido revolucionadas por tres tipos de aparatos; los de mano, los de escoba, y los robotizados.

Aspiradores de mano

Estos son, como su nombre indica, un tipo de aspiradores que, por su tamaño, pueden ser utilizados con una mano. Son pequeños, y por lo tanto, accesibles a la gran mayoría de huecos del hogar o del coche. Su depósito no es muy grande, pero es el justo para almacenar la suciedad de los rincones más escondidos. Se suelen usar como complemento de aspiradores más grandes, así podremos limpiar las zonas a las que no hayamos podido acceder con otros sistemas de limpieza. Pueden parecer una mala compra, pero por el bajo precio al que se pueden encontrar, es muy probable que acaben siendo una inversión muy rentable.

Aspiradores escoba

Tras la aparición de los aspiradores verticales, la limpieza del hogar dio un gran salto. La movilidad aumentó y con ello la comodidad a la hora de limpiar. Aunque rápidamente, los desarrolladores pensaron en las grandes posibilidades de este sistema si se hiciera independiente de un cable. Es así como surgió la idea de los aspiradores escoba, que además de ser más móviles, tienen una serie de extras que los hacen únicos; una gran ligereza, baterías de larga duración, cabezales pivotantes son algunos ejemplos. El nombre viene de la similitud con el uso de una escoba que se puede sentir con este tipo de aparatos. Hay modelos muy buenos y accesibles, como el Roborock H6 . No obstante, se puede notar una falta de potencia si se viene de un aspirador con cable, pero tampoco será un problema excesivamente grande.

Nuevas tecnologías en los aspiradores

Los aspiradores escoba cuenta con una gran independencia con la ausencia de cable, y además, son muy ligeras

Robots aspiradores

Los robots aspiradores han llegado a los hogares de todo el mundo para quedarse. Al principio, este tipo de modelos de limpieza automatizados parecían una locura. No todo el mundo confiaba en que un aparato de estas características pudiera realizar este tipo de trabajos de forma eficiente. Pero con el paso de los años, modelos como el Viomi V3, han conseguido ganarse un gran número de compradores. El principal motivo es el ahorro de tiempo que ofrecen, ya que, al ser automatizados, lo podemos dejar trabajando mientras hacemos otras cosas. Son silenciosos, limpian bastante bien, y cuentan con diferentes funciones para barridos y fregados de suelo.

Las nuevas tecnologías en los aspiradores se están centrando mucho en sistemas de automatización y esto acarrea una serie de gastos. Así, entre sus principales inconvenientes está su elevado precio. Normalmente, los buenos productos acaban costando dinero, y en el caso de los robots aspiradores, es difícil encontrar un buen modelo por menos de 200 euros. Pero sin duda, este tipo de sistemas de limpieza son el futuro de la domótica.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta

      Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Más información

      ACEPTAR
      Aviso de cookies
      Gizhogar